Rodilla

Fractura de rótula

Son muy frecuentes y su mecanismo obedece a un traumatismo directo en la parte anterior de la rodilla.

Tratamiento

En fracturas no desplazadas realizamos un tratamiento ortopédico mediante inmovilización con calza de yeso durante 4-6 semanas, seguido de rehabilitación.

En fracturas desplazadas el tratamiento es quirúrgico con el objetivo de reducir los fragmentos y fijarlos para conseguir una superficie articular anatómica. La fijación se puede realizar con cerclaje metálico, que suele ser lo más habitual, o bien con tornillos. Se mantiene inmovilización de la rodilla hasta la retirada de puntos, permitiéndose entonces iniciar la rehabilitación funcional.