Cadera

Fracturas de cadera

Las fracturas de cadera son aquellas fracturas que ocurren en la extremidad proximal del fémur.

La edad media de los pacientes con fractura de cadera está por encima de los 80 años, y casi el 80% de los fracturados son mujeres. El riesgo anual de sufrir una fractura de cadera se relaciona con la edad, y alcanza un 4% de riesgo en las mujeres con más de 85 años. La mayoría de las fracturas de cadera son el resultado funesto de una caída o de un mal paso. Otro pico de incidencia lo encontramos en varones jóvenes por truamtismos de alta energía.

En la actualidad el 98% de las fracturas de cadera son tributarias de tratamiento quirúrgico, con reducción y fijación interna, que dependerá de la localización de trazo de fractura, cominución/fragmentos e inestabilidad de ésta, por ello podemos tratar:

  • Fracturas capitales-subcapitales: Protesis Parcial Bipolar – Protesis Total de Cadera (Tornillos canulados preservando cabeza en adulto joven).
  • Fracturas pertrocantéricas-intertrocantéricas: Tornillo-Placa Dinámica (DHS) o Clavos endomedulares.
  • Fracturas subtrocantéricas: Clavos endomedulares.

Tras ello el paciente puede empezar a sentarse a las 24-48h, iniciando al mismo tiempo pauta de de RHF y tonificación. La colocación de una protesis total o parcial nos permitirá iniciar la demabulación asistida con dos bastones ingleses a las 48h, al igual que aquellas fracturas tratadas con osteosintesis interna y que sean estables.

La reincorporación a sus actividades previa puede demorarse unos 6 meses, aunque es de esperar una pérdida de capacidad funcional a nivel de la cadera en la mayoria de los pacientes.